top of page
  • Don V.

Just Go!



Ponele que a determinada altura de su vida, tu hijo, se encuentra con una madre ausente, fria, distante, inaccesible, negativa o, que desaparezca literalmente en los momentos fundamentales de su preadolescencia / adolescencia.


El motivo? podria afirmar que es netamente abandono emocional, por accion u omision, da lo mismo. La cuestion de no contar con quien deberia ser el o uno de los pilares fundamenteles en la formacion de la personalidad, desarrollo, educacion, es altamente traumatico, para el pibe y su entorno (o el que queda de el). Los pibardos se quedan, al menos, sin uno de los referentes fundamentals de su vida, ergo, como no entender que todo en su vida se tambalee?


Aprendi siendo papa que la relacion con un hijo es, o deberia ser, bidireccional, teniendo que existir un fino, finisimo equilibrio entre dar y recibir, que, obviamente, por la edad de la criatura, no es simple de sostener. Muchas veces porque como papas, creemos que ya somos lo suficientemente afectuosos cuando del otro lado, se pueda estar percibibiendo todo lo contrario. Y si fuera el caso, quién tiene razón?


Probablemente ambos, solo que para el chiquito nunca llega a ser "suficiente" y para los papas "es mas de lo que nosotros recibimos". Ahora bien, se podria llegar a un equilibrio?Pero claro que si, siempre que se tenga la intencion, y especialmente, los grandotes, de acercarte emocionalmente, nada mas, ni nada menos que a tu hijo. Mas aun, en esta etapa que mencione anteriormente, en donde dentro de poco, mucho antes de lo que creas, se va acercar a la madurez y quedarias practicamente sin nada que conatarse, sin nada que decirse, literalmente sin momentos de la vida compartidos.


Y como eso no haria que el pibe se sienta rechazado, si todavia no tiene los recursos cognitivos suficientes para usar en su pensamiento reflexivo acerca de toda esta cuestion que lo excede totalente.


A ese rechazo, le vas a tener que sumar, enojo, decepcion, tristeza. Y es totalmente evitable. El laburo mas complejo que nos toque en la vida, seguramente sea el de ser papas, porque como siempre se dice, no existe un manual, una escuela, no tenemos periodos de prueba y si no nos gusta algo, o no nos sale, automaticamente dejar de serlos y bla bla bla.


Pero tambien es cierto que podemos hacer cosas simples, muy simples, para intentar que los pibardos no sientan nuestra ausencia, cosas simples, basicas, pero fundamentales. El plan basicamente pasa por escucharlos, hablarles, intentar entender sus posturas, acariciarlos, abrazarlos fuerte, besarlos, decirles bien fuerte y claro, cuanto los amamos y lo que realmente son para nosotros.


Sin embargo, aunque parezca facil, logico, y natural, no siempre funciona de esta manera. No forma parte del plan, bajo ningun tipo de circunstancia, pero ninguna eh, aun la mas extrema, abandonar fisica y emocionalmente a tu hijo. Situacion que en mi vida hibiera, tan siquiera imaginado o sonado, en algunas de mis pesadillas cocainomanas, lisergicas y/o canabicas.


Pero me toco. Como adulto, no tengo dudas en poder procesarlo y superarlo. Ahora como hijo, no tengo tal certeza, pero jamas olvides, que si ella esta aca, es por vos, por mi, por nosotros. Hay una sola victima en esta historia, una y solo una, y es ella, ni vos, ni yo, ELLA.


Por mi parte, te amo mas que a Leonardo Messi, y sabes cuanto lo amo eh, pero lo tuyo es superaltivo, y si, estoy orgulloso de que seas MI HIJA, y jamas olvides que me arrancaria el corazon si lo necesitaras.


Con afecto.

Cuti Romero






70 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Braveheart

bottom of page