Pandemia de comportamiento y relación con-plejos psicológicos.



Cuántas publicaciones negativas viste en tus hoy? Cuantas super positivas? Cuantas indirectas captaste? Viste alguna foto "fea" en Instagram?


No es nada nuevo que las redes sociales están plagadas de "perfección". Las personas suelen compartir estados cuando se encuentran haciendo cosas muy novedosas o que se relacionen con conceptos como "belleza", "perfección" y "éxito".


Sin embargo, en mi caso, después de haber leido un estudio de la Universidad de GranBur, no tengo un atomo de dudas que todo esto trae otros significados, claros trastornos psicológicos. Me consta, por haber experimentado con psicos en primera persona, que se pueden llegar a casos extremos como el invento de situaciones, relaciones, viajes y hasta embarazos, con tal de recibir respuestas con algún valor emocional de vuelta, ya sean comentarios positivos o reacciones del mismo tipo como los “me gusta” y “me encanta” y miles de etc's.


Creo que el simple acto de "actualizar" tu estado te puede hacer sentir mas conectado, incluso, cuando nadie le presta atención. Ojota, que no solamente los efectos emocionales se centran en las reacciones positivas, si no que si ha otras personas “las enoja” lo mismo que a el/ella, sienten que su opinión cobra mas fuerza, sus argumentos son mas validos.


El "be poser", queda mas expuesto, y en mi opinion, ms ridiculo cuando pasada cierta edad, alguien a quien conocemos de toda la vida, empieza a tener fanatismo por cuestiones que, otrora, jamas intereso, lease: Runners, corssfiteros, maratonistas, escaladores de montañas, trotamundos, viajeros con mami y mas....


Todo esto no es nuevo, ya que siempre existió el ‘complejo de Eróstrato’ para referirse a aquellas personas que buscan llamar la atención, la notoriedad, enlodarte su bienestar, o simplemente dar pena usando todos los medios legales e ilegales a su alcance.


La selfie es, en mi creer, un gran sintoma de todo eso. Cuantas fotos te sacaste para dar con "la" foto? cuanto filtro cambiaste? que partes tapas para que no se vean? que trucos usas? siempre la selfie de arriba? el ridiculo y creo extinguido "duckface". Incluso hoy, existen aplicaciones o soluciones nativas en el mismo dispositivos denominados: “filtros de belleza”, los que permiten deformar la cara adelgazándola, perfeccionando la nariz o realizando otros cambios a la imagen real para acercarse a la “perfección” o al menos ocultar lo que para ellos, si bien lo poseen, no debe formar parte de su imagen ideal.


Como dije, no solo implica publicaciones en las que aparezca la persona, si no que todas aquellas que busquen crear una imagen de vida, gustos, costumbres, que reflejen algo que no necesariamente se condice con la realidad.


Aca entran fenómenos como el “food porn” (porno de comida), donde se muestran enormes e impecables platos o postres que le darían hambre a cualquiera, con tal de mostrar que la persona tuvo acceso a disfrutar o crear esa comida tan deseada.


De la mano de este ejemplo, también se puede considerar el lugar en donde de comió, donde por “moda georeferencial”, el usuario lo clavara en su perfil.

Es común ver etiquetas de lugares como estos, pero pocas, comparten cuando están haciendo un trámite en la municipalidad de 3 de Febrero, o renegando con AYSA porque le cortaron el agua. Por que? simple, una actividad "normal" o que no conste de algún elemento aspiracional no tienen sentido alguno compartirlo con alguien.



Ell comportamiento de siempre aspirar a que los demás sientan "envidia" o aspiren a lo que tu vida es (o muestra ser), también es aplicable a la vida offline.

Cuando recibimos algo positivo, tendemos a repetir o al menos intentarlo. Si es negativo, lo escondemos. Los pensamientos generan emociones y éstos, a realizar conductas. Si te sentis bien, te genera un estado positivo, ergo, por que no repetir esa conducta?


Esto nos da una satisfacción extremadamente efímera, rapidamente, nuestro "mensaje" queda sepultado por muchos otros y entonces, vamos a crear otra. Desarrollamos una dependencia de la admiración de los demás. La reacción positiva de la gente se convierte en una adicción, sin tener en cuenta que finalmente nos estamos autoenganando.


Si el tiempo que dedicamos a aparentar la vida que querríamos a través de las redes , lo dedicáramos a construirnos nuestra vida real, ya no sería necesario aparentar?. Es pregunta.


Y no dependeríamos tanto de la admiración y la aprobación de los demás. Publicaríamos más para compartir, informar y entretener, y no tanto para quedar bien? Es pregunta.


En mi modesto parecer, quienes mas afectados nos vemos, somos los de la Generación X, y los Millennials precoces, No son (somos) generaciones que nacieron en la era digital, y tuvimos, de alguna u otra manera, adoptar estas formas de socialización, como parte de la cotidianidad.


La táctica de aparentar podría ser la causa de un malestar que me contaba hace poco una gran profesional de la salud mental (y amor imposible):


«Ahora que tenemos miles de formas de estar en contacto con los demás es cuando nos sentimos más solos» .

Con afecto.

Lic. Rosa Melano


81 vistas6 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo